Cree en tu poder

 

 Habrás oído hablar de la importancia del amor para la relación de las personas. Como siempre hablo en mis post:

 

”El ser humano es un ser emocional “ 

 

La relación con nuestro entorno es a través de unos receptores, que son unas proteínas que están en nuestros sentidos , en el pelo y en la piel que nos permite enviar señales del exterior a nuestro sistema nervioso central ( cerebro y médula espinal) . Una vez en el cerebro se establecen conexiones que generan pensamientos e ideas que luego se envían otra vez por terminaciones nerviosas en forma de emociones y acciones. 

 

Por ejemplo, imagina que estas frente a una hoguera y tropiezas, tu pie se queda a 10 cms del calor. Tus receptores térmicos de la piel del pie reciben un estímulo de calor que se trasmite a la médula espinal quien a través de otros nervios que van hacia los músculos de las piernas hace que se contraigan y que retires el pie. Y al mismo tiempo se elabora a nivel del cerebro un pensamiento que dice” ¡ Uy que me quemo! 

 

Ves? Así funcionamos y de esa manera podemos responder a más de un millón de estímulos que recibe nuestro cuerpo a lo largo de nuestra vida de forma automática. Es así como sobrevivimos al exterior. Sin embargo, la mente es aún más facinante y presenta etapas donde sí que somos conscientes de lo que pasa y otras que no. 

 

¿ cuál crees que es más potente? Todo el mundo diría que lo que conocemos pero no es así. La mente consciente es solo un 7% potente y el restante 93% es subconsciente. Todo lo que aprendemos en nuestra vida desde que abrimos los ojos al exterior y todo lo que se construye como parte inequívoca de nuestras experiencias están en el subconsciente a modo de creencia . Y este 93% es el que rige nuestra conducta y nuestras emociones en nuestro día a día. 

 

Por eso lo primero que debemos hacer es conocer qué alberga este subconsciente, qué creencias no me dejan avanzar para conseguir uno de los objetivos que me pueden ayudar a seguir adelante y construir mis sueños: la creencia en uno mismo. 

 

Todos somos los merecedores de conseguir lo que nos propongamos. No creo que dentro de nuestra genética o dentro de nuestra religión hubiera un filtro que dijera: “ tú si, tú no, tú si, tú no”. Por ello todos somos capaces, todos podemos hacer lo que nos propongamos, todos podemos creer en nuestro poder . 

 

Me acuerdo que un compañero me dijo una vez que su hijo de 8 años le dijo que quería ser médico como el. Su padre se escandalizó y puso el grito en el cielo .. y me dijo: “ tu y yo sabemos lo duro que es , no quiero que mi hijo pase por ahí” . 

Y yo con cariño le miré y le dije: “ si él quiere pasar por ahí, lo hará, tú sólo tienes que estar a su lado, para que cuando caiga o llore , tenga a su lado a su padre que lo entiende y lo valora” . No le quites la esperanza y la ilusión de creer en el mismo”

 

Su hijo se licenció en Medicina e hizo el mir en Madrid. Y ahora es un cirujano estupendo y su padre está orgulloso de que un día, una compañera, le diera un buen consejo. 

 

Vanessa Domínguez “ El poder está en tu mano”