Amor incondicional

 

Una de las necesidades más importantes del ser humano es el amor. Necesitamos sentirnos amados y dar amor. 

Muchas veces no tenemos las mismas perspectivas en nuestro amor en la pareja y nos sentimos tristes y frustradas, pensando que nuestra pareja no nos quiera o no nos entienda, tienen otro enfoque y otra perspectiva. 

Otra de las grandes diferencias está en las necesidades humanas que son distintas en la mujer y en el hombre durante su vida.

La mujer está preparada genéticamente y emocionalmente para ser madre, para sentir protección a sus hijos, para sentir amor incondicional a pesar de las distintas etapas por las que pasan nuestros hijos. Y el hombre necesita sentirse seguro, sentirse validado, sentirse cuidado y amado por su mujer. 

Llega un momento de la vida de la mujer actual, que por la formación profesional y el desempeño del trabajo fuera de casa, genera que está necesidad de amor pasa a primer lugar cada vez más tarde y la necesidad principal del hombre no se compenetra con la de la mujer, creando diferencias y discusiones en la pareja. 

La mujer desea ser madre por encima del resto de necesidades y el hombre siempre posterga está necesidad porque no lo considera prioritario.

 En este caso hay que unir esas necesidades, dejar al margen el resto de las implicadas y siempre y siempre pensar en el amor y en el cariño y en lo que se va a construir juntos, amor incondicional. 

Sentimos desde el primer momento, que pasa algo dentro de nosotras, nuestro cuerpo cambia. Sentimos sueño, hambre, nauseas, dolor, y pesadez . Pero es el momento en el que vemos su imagen en la ecografia en la que somos conscientes de que debemos cuidarnos, debemos amarnos, debemos hacer todo lo que nos dicen los médicos , debemos empezar a ser madres. 

Sin embargo, los padres no sienten nada dentro de ellos, no saben que es sentirse mal, acompañan a su mujer para apoyarla y para darle cariño pero no son conscientes hasta que no llega el momento del parto. Pasa de un momento de inconsciencia a un momento de miedo , por el parto y el estado de su mujer y de su hijo. Este miedo pasa cuando ve que su mujer está bien y a su hij@ lo tiene en sus brazos. Es en este momento donde aparece la ilusión, alegría, motivación, y ganas de estar con el. 

Por esto no discutas, cambia vuestro enfoque y vuestra perspectiva de las necesidades de la pareja y adelante!!

animo y se fuerte