Medicina emocional

 

Mi vida es la medicina. Siempre había soñado con una vida donde mi prioridad fuera sanar a los demás y ayudarlos a vivir de manera saludable. 

Por eso entre en medicina y estudie muchos años. En la facultad lo que más explicaban eran síntomas y signos que se agrupaban en síndromes y que junto a un adecuado tratamiento generamos un diagnóstico y un seguimiento de la enfermedad. 

Pero llegó el momento de poner en práctica todo lo que había estudiado. Recuerdo ese día como si fuera ayer, temblando con mi bata puesta en un servicio de urgencias. 

Lo primero que visite fue un paciente que tenía dolor en costado derecho y que tenía dificultades para orinar. Yo busque en mi disco duro y encontré que lo que tenía sería un cólico renal , y lo trate con éxito. Ya había pasado lo peor! Ya había pasado la primera prueba . Pero no era suficiente!! 

Despues entro una mujer con un dolor en el pecho, con ahogo y con priblgnsx para hablar. No sabía desde cuando lo tenía y acudía sola. No supo decirnos mucho más y entonces comprobé sus constantes, le mande un electrocardiograma que resultó fue normal y le hice una analítica. La paciente estuvo en la sala de espera 3 horas para verla de nuevo y cuando entro estaba desesperada . Hable con mi médico adjunto y cuando fue a visitarla conmigo se dirigió a ella y le dijo: es una ansiedad y tiene que pasar al psiquiatra. Ya no supe nada más de ella y se fue con el mismo dolor en el pecho, con lágrimas en los ojos y con la misma angustia que tenía tres horas antes. 

Yo no había podido curar a este paciente , no fui capaz de disminuir su problema ni de tratar sus síntomas. No pude saber el motivo de sus lágrimas. 

A partir de ese momento me di cuenta que la medicina que había estudiado estaba basada en el manejo del cuerpo y de la enfermedad. Pero y el alma?¿ quien lo cura?¿ quien maneja las emociones y los sentimientos de nuestros pacientes que enferman ? 

Ahi nació la idea de la medicina emocional y el manejo de la salud emocional . Nuestra mente se alimenta de emociones y cuando estás son negativas y se mantienen en el tiempo generan una angustia crónica que puede producir una afectación en el cuerpo produciendo síntomas como el dolor cervical, cefalea, dolor muscular , cólicos abdominales, problemas en la piel etc..

Si tienes un problema de salud o necesitas aprender a vivir tu enfermedad de forma más positivas no dudes en contactar con el equipo de coaching para la salud. 

Un abrazo. Animo y se fuerte