Vive tu enfermedad

El ser humano es un ser social y emocional. Se rige según las emociones para establecer conductas que si se quedan perennes se llaman patrones. Los patrones generan una serie de comportamientos y actitudes de nuestro día a día. Además los seres humanos necesitamos, es decir, tenemos necesidades básicas espirituales que nos acompaña en todo nuestro proceso.

Todo esto es lo que a groso modo ocurre en nuestro cuerpo y en nuestra mente. Esto aparece cuando hay sintonía y no hay dificultades pero ... y cuando vienen las vacas flacas??? Y ¿ cuando estamos viviendo una situación desagradable?? o ¿ que pasa cuando no esperábamos que nos ocurriera algo ? Que nuestro cerebro y nuestra mente entran en "crisis" emocional . Y tiene que buscar una solución y tomar una nueva decisión para seguir mejorando la sincronización entre cuerpo y mente que es esencial mantenerla. 

Ante una situación difícil la mente pone en marcha un mecanismo pesimista y catastrofista. La mente en un 78% tiene pensamientos negativos y genera emociones negativas que hace que se acumulen en el subconsciente como mecanismo de defensa. Esta angustia interior puede debilitar nuestro organismo, nuestro sistema inmunitario y nuestra salud. Pero con esto no quiero decir que la ansiedad y la depresión nos ayude a enfermar de una diabetes o de un asma pero si es uno de los factores que puede contribuir a enfermar.

El ser humano y su mente no está diseñado para estar enfermo , esto es un mecanismo de supervivencia. Es en este momento ... cuando nos diagnostican una enfermedad y nos dan los resultados cuando se activan nuestras creencias más ocultas, nuestros miedos, nuestros patrones de conducta que teníamos en el subconsciente guardamos desde hace mucho tiempo. Es por esto que cuando tenemos una enfermedad nos invaden muchas dudas, miedos, frustraciones , incertidumbres y pensamientos negativos junto con emociones muy angustiosas. 

Las creencias que tengamos establecidas sobre la enfermedad y lo que hemos vivido en nuestra infancia sobre este tema, aparece en cada una de nuestras fases de la enfermedad. 

Por ejemplo, me han diagnosticado de diabetes mellitus y el médico me ha dicho que puedo tener problemas de corazón y de la vista . Mira que llevaba tiempo advirtiéndome de los resultados de mis analíticas pero hoy me ha puesto a dieta, tratamiento y revisión en 6 meses. 

La necesidad emocional que aparece en primer lugar en estos pacientes que se le acaba de diagnosticar una enfermedad crónica es la de la compasión, tenemos la necesidad de que nuestros familiares y amigos nos quieran y nos apoyen y tenemos la necesidad de que una enfermedad no cambie la relación que tenemos y el amor el cariño que tenemos. Es este momento en el que pasa nuestro cerebro a un piloto automático donde nos dejamos llevar por la situación. , por la enfermedad, por lo que nos dicen los médicos y los amigos que explican sus experiencias y sus creencias.  No pasamos a la acción, simplemente vemos la enfermedad como algo ajeno a nosotros, tendemos a estar bloqueados y en shock y donde aparecen en nuestra mente pensamientos de negación .. " esto no me puede pasar a mi"

El papel de las creencias de enfermedad es muy importante y os voy a poner un ejemplo... si de pequeño tuviste una experiencia negativa con la enfermedad, " mi abuela estuvo mucho tiempo con diabetes , se pinchaba todos los días, comía mucha verdura y pocos dulces y siempre estaba cabreada y enfadada porque se tenía que hacer los controles... además tuvo problemas en los ojos y le operaron dos veces y acabó con problemas en los riñones. Se mareó dos veces y estuvo ingresada mucho tiempo"

¿ Que creencia tendremos sobre la enfermedad de la diabetes? Está claro que no serán positivos. Pensaremos: ¿ me pasara como mi abuela? ¿ tendré que pincharne insulina y se me acabara mi vida social? ¿ si salgo y mis amigas no se pinchan, que gracia tenerme que ir a pincharme yo la insulina? ¿ que vida me espera??? . 

Aspectos a destacar en el momento de padecer una enfermedad es no solo la creencia de enfermedad si no también la vivencia de la misma. Como vivamos vosotros el proceso , si cambiamos los pensamientos negativos por positivos generarán emociones positivas y nos permitirá vivir mejor nuestra enfermedad. 

Tres ideas para mejorar nuestra vivencia de la enfermedad. 

- conocer todos los aspectos de nuestra enfermedad. Solo sabiendo podemos disminuir nuestra angustia y nuestra ansiedad. ( pregunta a tu médico sobre los efectos a corto y a largo plazo que pueden presentar ) 

- oír todos los comentarios que tus amigos y familiares quieren decirte y no te queden con sus experiencias. Recuerda que cada persona tiene su creencia que está motivado por las vivencias desde que nacemos. Escucha solo las que son constructivas y las que no sean tóxicas, las que te ayuden , las que animen.

- acepta la situación. Te ha tocado vivir este momento y debes hacerlo lo mejor posible. No debes estar piloto automático, coge las riendas de tu vida y víve tu enfermedad de forma saludable . 

Aplicalo y veras como vas a mejorar en muchos aspectos emocionales.

En blog simientes hablaremos de otros aspectos de nuestra mente y distintos tipos de enfermedades. 

 

Vivir con tu dolor

Mientras me siento en mi consulta durante años he podido comprobar que cada vez son más las personas que sufren por el dolor. El dolor es un síntoma subjetivo , esto quiere decir que depende de cada persona y de cada vivencia de enfermedad. 

Cada persona tiene una situación distinta, un inicio diferente y emociones dispares que hace que cada caso sea único. Pero todas las personas que padecen este síndrome de fatiga crónica o fibromialgia sienten un único síntoma y es el dolor.

Desde que se levantan hasta que se acuestan tienen dolor que no se alivian con los tratamientos y si que se ha relacionado con procesos emocionales psicológicos. Prueban múltiples tratamientos y pasan por muchas pruebas complementarias y muchos especialistas y ellos siguen padeciendo dolor y limitación de sus funciones vitales. 

La fibromialgia cada vez es más frecuente, tiene relación femenina más que masculina pero ya tenemos más casos en hombres . Tiene una predisposición genética, eso quiere decir que hay un componente en nuestra genética que puede relacionar la enfermedad con una proteína a nivel cerebral . Hay un 50% en gemelos homocigotos , con lo que 1 de cada dos pueden parecerlo. Cada vez hay más estudios fisiológicos al respecto y eso es una gran noticia porque por lo menos se sigue investigando sobre esta patología tan silenciosa . 

Lo que si se conoce y se han publicado estudios al respecto es su relación con las emociones y con el estrés emocional . 

El ser humano es un ser emocional. Necesitamos relacionarnos con nuestro entorno gracias a los pensamientos que se enfocan en forma de emociones que a su vez, pueden ser positivas y negativas . Todas son necesarias pero debemos trabajar la gestión de las mismas para conseguir el fin del ser humano que es la felicidad y el amor. 

Pero... ¿ como conseguir la felicidad y el amor si tengo mucho dolor y he perdido mi trabajo, y he perdido mi actividad ? . Pues con dos métodos que aplicó en mi consulta y permite mitigar el dolor y la emoción negativa que produce en la vida de la persona con este trastorno: coaching para ls salud y mindfulness. 

Aunque más adelante voy a preparan un curso taller donde podemos hablar mucho de esta enfermedad ... os quiero regalar 10 reglas que si las aplicar durante 1 mes encontraras mejoría al hacerlo recurrente en tu mente . 

1- Conoce tu enfermedad. Cada persona que vive con su enfermedad, conoce tratamientos y conoce los síntomas pero en muchas ocasiones existe desinformación sobre el mecanismo de producción del dolor, que ocurre a nivel cerebral y cómo podemos potenciar el conocimiento de la persona enferma 

2- No pienses en el pasado. Haz una evaluación del mismo y piensa en las cosas positivas y en lo que podemos aprender de todo lo que hemos pasado en la vida. Vive el presente, no pienses en todo el proceso doloroso por el que has pasado, por todos los médicos que has pasado , por toda la angustia en la que has vivido o si has padecido algún evento traumático en tu infancia. 

3- Nunca te sientas culpable. La culpa es una emoción negativa muy angustiante que hace que nos estanquemos aún más en nuestro dolor y en nuestra vivencia de enfermedad. La culpa es una emoción y como es así, es necesaria pero vivirla de manera constante puede hacer que se convierta en un hábito y dificulte o empeore la situación. 

4- Una de las necesidades básicas de la mente humana es la compasión hacia los demás que nos hace sentir que debemos apoyarnos y ayudarnos. La autocompasion  si que es una emoción que en exceso puede generar una emoción negativa que conlleva a la frustración. No debes compadecerte, tienes una enfermedad de la que no eres culpable si de la que debes sentirte víctima , no debe hacerte encerrarte en un enfoque erróneo. 

5- busca otro enfoque en tu vida. Piensa que tu enfermedad no debe por qué paralizarte, no debe hacerte pequeña, no debe evitar que puedas hacer tu vida aunque esta no es la vida esperabas tener. 

6- Elimina de tu mente como era tu vida antes de la enfermedad. Evidente la enfermedad te ha limitado para hacer actividades físicas vigorosas porque está en los músculos y los tendones pero puedes hacer actividades que no requieran mucha fuerza, como leer, escribir,  pintar, yoga , pilates...

7- Cambia pensamientos negativos por otros positivos. Si consigues hacer esto que en un principio no es fácil pero después puedes conseguir hacerlo de manera automática puedes tener más pensamientos positivos que negativos y por tanto, emociones positivas que repercuten de forma importante en la vivencia de la enfermedad. 

Por ejemplo: soy una inútil no puedo hacer nada , ni siquiera puedo levantarme de la cama, puedes cambiarlo por:  hoy va a ser un día difícil pero voy a hacer las actividades básicas que pueda realizar, las demás ya las haré en otro momento. Soy fuerte y mañana estaré mejor. 

8- practica deporte dentro de tus posibilidades y siempre que el dolor lo permita. Esto no quiere decir que todos los días camines 9 kilómetros pero si que comiences dando una vuelta a la manzana o haciendo rehabilitación en casa con ejercicios de contracción y de estiramientos.

9- haz una dieta rica en frutas y verduras , más que carne y grasa porque actúan como antioxidantes naturales que son antiinflamatorios que no afectan al resto del organismo. Esto puede ayudar junto con el ejercicio y con la hidratación abundante permite que estos antioxidantes sean más puros. 

10- Práctica la meditación y usa la gratitud . Dar las gracias, por estar vivo, por tener hijos y que estén sanos, por tener un techo donde vivir, por respirar y que mis órganos funcionen.. cosas han básicas que de normal no valoradas pero son imprescindibles en nuestras vidas. Dar las gracias genera una emoción muy gratificante y positiva y reemplaza la culpa, el sentimiento de inutilidad y de sufrimiento. Por eso aprende a dar las gracias, primero a ti misma y luego a los demás . 

Espero que os haya gustado y si estáis intereresad@s ( enviarme un privado) podemos hacer un curso y unas sesiones presenciales. 

Un abrazo, animo y sean fuertes! 

Soy un párrafo. Haz clic aquí para añadir tu propio texto y modificarme. Soy un gran lugar para que cuentes tu historia y que tus visitantes te conozcan un poco mejor.